jueves, 21 de agosto de 2008

DEMASIADOS MUERTOS, DEMASIADO DOLOR

Ayer cuando me iba acercando en taxi al aeropuerto de Barajas, vi una enorme columna de humo. En ese momento la radio comunicaba que un avión se había salido de la pista, pero no parecía revestir gravedad. El accidente del avión Spanair había ocurrido a las 14.45 y veinte minutos después me encontraba dentro del aeropuerto. En la terminal la tranquilidad y la normalidad era el rasgo principal. La mayoría de la gente no sabía nada de lo que había pasado. Conmigo iba mi compañero Salvador de la Encina, Portavoz de Fomento del Grupo Parlamentario Socialista, nos presentamos ante el personal de AENA y nos interesamos por lo ocurrido. Conforme nos dirigíamos a la zona de "crisis" y a la zona de "autoridades" vimos que la cosa podía ser grave. La verdad es que los servicios sanitarios, bomberos y seguridad funcionaron muy bien y el despliegue fue rápido y numeroso. Las primeras noticias que nos dan es que había dos muertos, luego veinte, después cincuenta y por último nos dijeron que la cosa era mucho más grave y que la cifra podría pasar los cien muertos. Las primeras horas coincidimos en la misma zona del aeropuerto con nuestro Portavoz Toño Alonso y el Vicesecretario del Partido Pepe Blanco. Mientras estuvimos allí, intentamos compartir la información que fuimos manejando. Nos comunicaron que el vuelo a Jerez se había cancelado. Esperamos que llegaran los Ministros y nos retiramos. Emprendimos regreso en AVE a Sevilla. Al salir del edificio de la T4, donde estábamos, nos dio "el bajón", multitud de furgones de las funerarias, sirenas sonando por todos lados. Cuando vives las cosas de cerca, te afectan más. No me queda más que desearle pronta recuperación a los supervivientes, mucho cariño a las familias y mi más sentido pésame. No se si el apoyo y el cariño que las familias están recibiendo de todos los rincones del mundo les ayuda. Yo hoy me he levantado con la necesidad de escribir esto, creo que me ha serenado, aunque el dolor, las imágenes y la tristeza aún permanecen conmigo.

3 comentarios:

Alfonso dijo...

Todos unidos en el dolor, menos el COI...

ANA MARIA dijo...

EL MAYOR CONSUELO PARA LAS FAMILIAS SERA SABER TODO LO QUE PASO EN ESE VUELO. TENGO UN PRIMO PILOTO QUE DICE QUE HAY QUE TENER PACIENCIA Y DEJAR QUE SE INVESTIGUE PORQUE EN ESTOS ACCIDENTES HAY QUE ESTUDIAR MUCHAS COSAS. MIS CONDOLENCIAS PARA LAS FAMILIAS.

AGULLO dijo...

Lo que ha quedado demostrado estos días es que cuesta mucho trabajo indentificar a tantos cadáveres calcinados. ¿Cómo pensaba Aznar y Trillo que alguién se podía creer que los militares del YAK-42 podían ser indetificado en una sola noche?. Es dolorosa la espera, pero mejor eso que te den un cadáver que no es el tuyo y la duda esté siempre rondando por la cabeza. Felicidades a todos aquellos que están haciendo el trabajo de indentificación y al Ministro del Interior por estar tan pendiente de esos trabajos. Muchas gracias Mamen por todo lo que has hecho y sigues haciendo por las familias del YAk-42. Gracias por aceptar tu participación como testigo en el juicio.